GeneralLa música y el oído

La música y el oído

Hoy, 1 de octubre día internacional de la música,  hemos querido recalcar la importancia del oído para sentir, comprender y crear música. Aunque nos gusten unos estilos o cantantes más que otros, la música siempre forma parte esencial de nuestras vidas.

Siempre hemos intentado encontrar nuevas formas de transmitir historias y la música ha sido una de las más significativas.

El oído para los músicos

Si tuviéramos que responder a la difícil pregunta: ¿Cómo se crea la música? La mayoría diríamos que está compuesta de sonidos que con una correcta armonía y un buen ritmo hacen que sea agradable al oído o no.

Aunque sabemos qué es la música y podríamos reproducir fielmente cada palabra o tono de nuestra canción preferida. Al pensar en música, nuestro cerebro nos proyectaría el recuerdo de una canción pegadiza, nuestra canción favorita o una melodía popularmente conocida.

Para los que tienen el don de crear o producir música el sentido del oído es muy importante. Este sentido les da la posibilidad de enlazar sonidos con el objetivo de crear un ritmo o una melodía. Y para los que simplemente nos deleitamos con las creaciones de otros, la música también es imprescindible. En ese sentido, es importantísimo, ya seas compositor, músico u oyente, que cuides tu salud auditiva.

Parte de nuestra vida

Podemos preferir escuchar música al principio del día nada más levantarnos; de camino a la escuela o en el trabajo; después de comer; por la tarde durante el estudio o para concentrarnos; mientras nos duchamos; al final del día mientras preparamos la cena o antes de dormir. Hay una gran variedad de momentos en los que podemos elegir escuchar música. Pero si hay algo común en todos esos momentos es que: lo hacemos por placer.

El arte de escuchar

El oído siempre ha tenido el objetivo de captar señales auditivas para alertarnos de posibles peligros. Pero, ha recibido otra función que hemos creado nosotros mismos, la de formar una parte esencial para crear y escuchar música.

El tiempo y la práctica son dos factores que nos hacen convertirnos en expertos en los campos en los que trabajamos. Y en el de la música, pueden aparecer habilidades como el oído absoluto. La capacidad para identificar notas musicales solo con escucharlas sin necesidad de ninguna otra referencia. Esta capacidad está especialmente relacionada con la memoria auditiva.

Intentamos aprovechar nuestros sentidos al máximo

Podemos asociar conceptos y artes que hemos creados nosotros mismos para disfrutar de cada uno de nuestros sentidos.

Como hemos dicho anteriormente, la música es una de las artes que hemos creado para aprovechar el sentido del oído. Del mismo modo, a través de la pintura disfrutamos de otro de los sentidos como la vista.

Por otra parte, hemos intentado sacarle el máximo provecho al sentido del gusto a través de la cada vez más novedosas técnicas y elaboraciones de alimentos que forman parte de la gastronomía.

Intentamos satisfacer nuestro sentido del olfato a través de olores y perfumes que hemos creado y seleccionado del entorno que nos rodea. Por último, el sentido del tacto forma una parte esencial de nuestras relaciones sociales, tocarnos o abrazarnos podemos decir que son la máxima expresión de como intentamos aprovechar este sentido.