Consejos sobre salud auditivaConsejos para conducir con pérdida auditiva

Consejos para conducir con pérdida auditiva

Viajar y poder desplazarnos es uno de los grandes placeres de la vida. Sin embargo, hacerlo mediante el coche supone todo un reto. Por muchos kilómetros que ya hayamos recorrido, cada ruta es un nuevo futuro incierto. Ya sea por tu propio despiste, el del conductor de al lado, por un fallo técnico o por un problema meteorológico, nunca sabemos que nos podemos encontrar en la carretera. Por ello, hay que poner concentrar todos nuestros sentidos cada vez que nos subimos al coche. Si esto ya es un desafío para cualquier persona, es mucho más para alguien se sufre pérdida de audición.   A continuación, te damos algunos consejos para que puedas ir tranquilamente en coche y disfrutar del trayecto:

Espejos

Los espejos retrovisores del vehículo deben estar correctamente dispuestos y orientados. Además, si la hipoacusia supera el 45% en ambos oídos el conductor deberá colocar un espejo panorámico interior para ampliar su campo de visión y compensar así su falta de audición.

Adiós distracciones

Conducir prestando demasiada atención al móvil o con la música muy alta nos distrae, provocando que nuestros sentidos no rindan al máximo. Baja el volumen de cualquier sonido que perturbe tu concentración y la percepción de sonidos exteriores.

Audífonos en perfecto estado

Los audífonos deben estar siempre ajustados a las necesidades del paciente, en este caso del conductor. Si sentimos que no funcionan correctamente, nos producirá dificultades a la hora de conducir. Por ello, antes de subir al coche debes revisar que tus audífonos funcionan como de costumbre. Comprueba que la pila no está gastada, que están limpios y que no percibes ruidos y distorsiones.

Nuevos audífonos

Si hemos cambiado de prótesis auditivas recientemente, se recomienda no conducir hasta que no nos hayamos acostumbrado al uso del audífono y no nos sintamos cómodos, como si no llevásemos nada.

Operaciones de oído

Si sufrimos alguna cirugía en el oído, debemos evitar conducir durante a 3 o 4 semanas. Es necesario consultar al especialista antes de ponernos al volante.

GPS 

Esta herramienta nos resulta necesaria con mucha frecuencia. Si disponemos de audífonos con Bluetooth, podemos sincronizarlos con nuestro dispositivo para escuchar mejor las instrucciones del GPS. Colocarlo sobre un soporte que impida su movimiento hará cómoda su consulta visual. Acude a revisiones con frecuencia para que nada impida disfrutar de la conducción.