Consejos sobre salud auditiva¿Conoces el barotrauma?

¿Conoces el barotrauma?

El verano es la época del año donde necesitamos cuidar más nuestros oídos. Viajamos con mayor frecuencia, hacemos actividades acuáticas, pasamos mucho tiempo en playas o piscinas, y debemos ser conscientes de las consecuencias que esto puede tener en nuestros tímpanos, sobre todo en los niños. Estos son algunos de los factores que pueden provocar la aparición del barotrauma, un daño muy común en los oídos en verano.

El barotrauma es la molesta sensación de tapón o presión en los oídos. Se suele producir por el estrés que sufren los tímpanos, y otros tejidos de oído medio cuando hay un desequilibrio entre la presión del aire del oído medio y la presión del aire de la atmósfera. Sucede todo esto porque la trompa de Eustaquio, que es la encargada de conseguir ese equilibrio, no reacciona con la suficiente rapidez ante los cambios de presión repentinos.

Las personas con trompas de Eustaquio pequeñas, tales como bebés o niños, o, un resfriado, rinitis alérgica o cualquier problema que afecte a oídos, cuando viajan en avión deben estar despiertos a la hora del despegue o el aterrizaje, así, controlas tu mismo la presión.

Consecuencias del barotrauma

El barotrauma es un problema de oídos que puede evitarse, pero si lo padeces, estos pueden ser algunos síntomas:

  • El barotrauma puede ser leve y desaparecer por si solo, por ejemplo, si estás bajando a la playa o el despegue de un avión y sientes una presión demasiado fuerte, puedes comer chicle, bostezar, o realizar la conocida maniobra de Valsalva, que consiste en taparse la nariz con los dedos e intentar soltar el aire con fuerza.
  • Cuando el barotrauma es más agudo, y se extiende durante horas o días, se multiplica su efecto. Algunas de las sensaciones que aparecen en tu cuerpo son presión continua en los oídos, no escuchar bien, sentir vértigos, mareos o sensación de malestar.
  • Si el barotrauma se queda muy prolongado en el tiempo y no se acude a ningún especialista para ponerle solución al problema, puede derivar en una hipoacusia, con lesiones irreversibles.

Consejos para evitar sufrir barotrauma

Es importante saber que hay que acudir a un especialista si alguno de los síntomas anteriores son prolongados en el tiempo, pero aquí te damos algunos trucos para intentar reducir este problema, sobre todo al subir a un avión que existen unos cambios de presión brutales.

  • En el caso de los niños o bebés, que son los que pueden tener más consecuencias negativas tras un viaje en avión, es darle una bebida en el momento del aterrizaje o despegue, o que chupen el chupete, incluso si estos niños son de mayor edad que tengan un chicle en la boca para masticarlo mientras.
  • Cuando hablamos de los adultos, se recomienda NO dormir mientras el avión despega o aterriza. Y si tus oídos son delicados y sueles con frecuencia padecer dolores, puedes hacer lo mismo que con los bebés.

Si sigues estos consejos tu problema de oídos puede mejorar, y si no has padecido nunca el barotrauma, mucho mejor, porque ya sabes cómo puedes evitarlo.