Consejos sobre salud auditivaSordera por otosclerosis

Sordera por otosclerosis

La otosclerosis es un crecimiento anormal que se produce en el hueco del oído. Afecta a los tres huesecillos situados en el oído medio, particular y estribo. Se va perdiendo la audición poco a poco pero en la mayoría de los casos, se puede recuperar la audición con una operación quirúrgica. Se recomienda prevenir este problema, a no ser que se trate de una enfermedad hereditaria. Si te apetece conocer los síntomas, causas y cómo prevenir la otosclerosis, sigue leyendo este post.

Causas

La principal causa de la otosclerosis es desconocida, pero lo más sonado es que es hereditaria. Las personas que sufren esta enfermedad, presentan una anomalía del hueso esponjoso que se crea en la cavidad del oído medio. El crecimiento de este, impide que los huesos del oído vibren para responder a las ondas sonoras que produce el sonido. Las vibraciones son necesarias para escuchar.  Por este motivo, se puede dejar de escuchar por un oído,  o por los dos. La otosclerosis es la causa más frecuente de pérdida de audición, sobre todo, en personas que se encuentran en una edad correspondida entre adultos – jóvenes. Según los estudios realizados, es más común en las mujeres que en los hombres, ya que los factores de riesgo de esta enfermedad incluyen el embarazo. Como hemos mencionado anteriormente, los científicos no saben identificar la causa exacta de la aparición de la otosclerosis, pero lo relacionan con alguna infección del pasado, tal como sarampión o trastornos del sistema inmunitario que provoca efectos secundarios tales como la otosclerosis. ¿Cómo puedes detectar esta anomalía? ¿Cuáles son los síntomas?

Síntomas

Por norma general, se comienza a perder audición de un oído y luego pasa al otro. Esta pérdida puede ser muy gradual, es decir, al principio te das cuenta que no puedes escuchar ruidos bajos o susurros y con el paso del tiempo la pérdida es más fuerte. Cuando esto ocurra, debes remediarlo lo más pronto posible. Otros de los síntomas pueden ser mareos, problemas de equilibrio o tinnitus (un constante zumbido en los oídos). Si en algún momento de tu vida eres consciente de que estás perdiendo audición, acude al especialista para solucionar el problema. ¿Cómo? Sigue leyendo.

Tratamiento

Actualmente no existe un tratamiento farmacológico que sea eficaz para curar la otosclerosis. Existe una esperanza en la investigación, acerca de remodelar los huesos de los oídos y descubrir terapias potenciales. Pero la solución más recurrida hasta el momento es el audífono que amplifica el sonido con cirugía. Sin una intervención quirúrgica es muy complicado curar esta enfermedad. Por eso, te recomendamos acudir a un centro de audición o especialista para prevenir, antes que curar. Tu audición, es nuestra audición.